Madre deja sus tres hijos pequeños encerrados en casa, se va a bailar, la casa se incendia y sucede una tragedia.

Esta es una de las historias que llegan a veces a Acontecer Dominicano, una de esas que no son muy comunes, pero que cuando suceden, nos llenan de indignación e impotencia cuando las escuchamos.

Sucede que una mujer conocida hasta ahora solo como Elizabeth, tenía deseos de ir a bailar y a fiestar, pero no tenía a nadie con quien dejar a sus tres hijos, por lo cual, se le ocurrió la “brillante idea’ de dormir a sus tres hijos y luego que estuvieran dormidos, irse de parranda.

Pues lo peor sucedió, por alguna razón, la vivienda donde dormían los tres niños se incendió. Cuando los vecinos pudieron darse cuenta, corrieron a socorrer a los infantes, rompieron la puerta, pero solo pudieron rescatar a dos de ellos con graves quemaduras, mientras que un tercer niño, de tan solo un año de edad, perdió la vida en el siniestro.

Este hecho sucedió en la comunidad de Los Botados de Yamasá, provincia Monte Plata (un campo del municipio de Yamasá) y los vecinos confirmaron que en esos momentos del incendio, habían visto a la mujer en Yamasá (es decir, no estaban en al campo en su casa, sino en el municipio)

Pues cuando a Elizabeth le llegó la información de que su casa se había quemado con sus hijos dentro, que dos de ellos tenían quemaduras graves y uno de ellos había fallecido ¿Saben lo que hizo? Pues ella emprendió la huida y no fue a enterrar a su niño muerto, ni a saber de los otros dos. En estos momento se encuentra prófuga de la justicia.

Los niños lesionados tienen edades de dos y tres años y presentan quemaduras de segundo y tercer grado en sus cuerpos. Según las investigaciones, se dice que el fuego inició en la habitación donde dormían los niños, por lo que se presume que el fuego fue provocado por una vela.

Comentarios