Habla en exclusiva el médico legista que certificó muerte de Quirinito y estalla en llanto en medio de la entrevista.

Su nombre es Pedro Alejandro Castillo Paniagua. Es sobrino del condenado por narcotráfico Quirino Ernesto Paulino Castillo.

Tiene 35 años de edad y su esposa es Jennifer Esthefani Domínguez de Castillo, quien fue su abogada y logró que obtuviera la prisión domiciliaria que tenía desde mayo del presente año.

En 2009 “Quirinito” fue investigado por dos casos: el asesinato del español Gustavo Adolfo Cervantes (Waikikí) y por el secuestro del empleado privado Víctor Manuel Mella, por el que la Primera Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional dictó tres meses de prisión preventiva en la cárcel de Najayo.

Mella desapareció el 12 de 2007 cuando presuntamente llegaba a su residencia en el sector capitalino Jardines del Norte.

Según el expediente, “Quirinito” interceptó a la víctima con un arma de fuego que portaba y lo obligó a abordar la yipeta que conducía y lo trasladó a un lugar desconocido.

Con relación al caso de “Waikikí”, fue condenado en abril de 2010 a 30 años de prisión por asesinato que luego fueron reducidos a 20, y en mayo de este año fue trasladado desde un centro correccional a un apartamento, bajo custodia, en San Francisco de Macorís.

El gran problema de este asunto es que Quirinito fue declarado muerto por un ataque cardíaco y resulta que las autoridades dicen que Quirinito está vivo.

En esta entrevista habla el dueño de la funeraria donde fueron a buscar la caja para velar a Quirinito, cuando llevaron la caja, dice que fue a un lugar y lo que menos había ahí era un velorio.

También habla el médico legista Orlando Herrera, quien declaró muerto y dice que certificó a un hombre muerto y que hubo un cadáver que él revisó, que no se ha inventado nada. El médico legista se puso a llorar cuando habló de todo lo que ha significado este escándalo para su familia.

Comentarios